Contacto:

Laura Cañellas García
Avenida del Cid 89 1º izq.
07198 Palma de Mallorca

Teléfono: 687539197 687539197

Correo electrónico: info@lauramusicoterapia.com

¡Próximas sesiones!

No pierdas detalle de nuestros próximos proyectos. Si son de tu interés, no pierdas tu oportunidad!

También en las redes sociales:

Musicoterapia

 

La música

mueve,

estimula,

potencia,

afecta... 

Como decía Miguel de Cervantes, "la música compone los ánimos descompuestos y alivia los trabajos que nacen del espíritu". 

Musicoterapia, una palabra desconocida que empieza a ser más conocida, por suerte para los musicoterapeutas, profesionales que impartimos dicha ciencia.

 

La musicoterapia es la utilización de la música y/o sus elementos para satisfacer las necesidades físicas, emocionales, sociales, cognitivas y mentales de la persona. Uno de los muchos poderes de la musicoterapia, es que está dirigida a todo el público en general y que ejerce su efecto terapéutico simultáneamente en todas las áreas de la persona, produciendo cambios sustanciales a diferentes niveles.

 

Cabe tener en cuenta que no es un tratamientos exlcusivo para músicos ni tampoco es educación musical, por lo que no puede ser implantada por cualquier persona sino que sólo puede llevarse a cabo por un musicoterapeuta, puesto que requiere conocimientos médicos, psicológicos, pedagógicos y musicales, y que domine la utilización del mundo sonoro, musical y del movimiento. 

 

A diferencia de otras terapias, ésta ofrece un tratamiento no invasivo y no doloroso, ofreciendo la oportunidad al usuario de implicarse activamente, puesto que es un proceso dirigido a un fin, donde el musicoterapeuta ayuda a aumentar, mantener o restaurar un estado de bienestar utilizando experiencias musicales y las relaciones que se desarrollan a través de ellas, como fuerzas dinámicas de cambio. Este proceso sistemático supone empatía e intimidad reciproca en la relación terapeutica, mezclando las disciplinas del arte, la ciencia y el proceso interpersonal. 

 

Hoy en día, la musicoterapia ya está avalada por muchísimos estudios nacionales e internacionales con una aplicación de carácter científico. A diferencia de Estados Unidos o America Latina, donde la profesión ya está consolidada y reglada, en España es una profesión novel puesto que se introdujo en los años 60 impulsando así su formación. 

 

El musicoterapeuta trabaja en todos aquellos ámbitos en los que la música puede mejorar algún aspecto de la vida de una persona, desde aquellas que presentan dificultades de aprendizaje o trastornos cognitivos o del desarrollo, aquellas que han de enfrentarse a una enfermedad defenerativa, hasta las que no padecen ningún tipo de patología, y sólo se ven afectados por el famoso estrés o la conocida ansiedad, utilizándolo en este caso de manera preventiva. 

 

La música, por si misma, tiene una serie de características que la hacen muy poderosa y útil para el trabajo con las personas. Puesto que, es un recurso que todos conocemos y hemos experimentado alguna vez, mayoritariamente de manera agradable, y que además, todos podemos hacerla, grandes y pequeños, con conocimientos musicales o sin ellos... Por lo que, esta flexibilidad para presentarse a cada uno al nivel que lo necesita, hace de la música una perfecta aliada para la terapia puesto que su valor terapéutico es incalculable.

 

Es importante destacar que todos tenemos una música preferida, ya sea una canción, una melodía, un instrumento, un ritmo... y es con esto que trabajamos los musicoterapeutas, con la historia musical de cada uno, un recurso indispensable.

 

En definitiva, como no es nuevo para ninguno, sabemos que la música es caracterizada por poseer un gran poder, y si además la utilizamos como medio para llegar a un fin, la música se convierte en terapia para sobrevivir. 

 

La música une a las personas. Esto es algo que percibo una y otra vez al observar los diferentes grupos en los que trabajo. Y me encantaría seguir creciendo y observando más y más.

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Laura Cañellas García